Gastrónoma2018

Acabada la feria Gastrónoma2018 paso a contaros mis sensaciones.

Nuestro stand fue visitado por miles de personas a lo largo de la feria y nuestra satisfacción fue plena. Vimos de todo, desde personas que habían escuchado hablar de la micro-filtración hasta gente que no se creía que estaba bebiendo agua del grifo de Valencia con un mínimo tratamiento. Incluso algunos se fueron a los servicios para llenarse un vaso de agua sin tratar y hacer con nosotros la comparación in situ. Lo pasamos genial debatiendo sobre el agua con gente realmente informada sobre el tema y disfrutamos igual explicando a los que no sabían mucho de las características y ventajas de nuestras máquinas y sistemas.

Los asistentes se dividían en tres partes:

Particulares

Público asistente el cual probaba nuestra agua y se quedaba perplejo con el sistema de micro-filtración, ellos habían visto esas aparatosas ósmosis con depósito que ocupaban un lugar importante bajo sus fregaderos.

Estudiantes

Multitud de estudiantes pasaron por el stand y charlamos con ellos, futuras y futuros estrella michelín sin duda. Nuevas generaciones de cocineros que vienen muy bien preparados, con ellos comentamos los nuevos tiempos en hostelería, tiempos que incluyen nuestras máquinas.

Profesionales

Restaurantes, bares, cafeterías, oficinas, peluquerías, hoteles… cientos de establecimientos de todo tipo pasaron, probaron nuestra agua y nos mostraron sus inquietudes. Un feedback sin lugar a dudas enriquecedor.

Nuestra agua

En lo que todos coincidían y nos sentimos muy orgullosos de ello es que el agua les parecía estupenda, la respuesta más general tras beber era: “es agua”. Exacto agua, simplemente agua, la que nos llega manteniendo sus características intactas.

Nuestra agua fue utilizada para el Campeonato de pizzas artesanas  que se celebró en la feria, para degustaciones de aceite etc…

En general muy contentos de haberos atendido y esperamos haber resuelto todas vuestras dudas, por supuesto aquí estamos para resolveros futuras dudas que os puedan surgir.

Agua Micro-filtrada en restaurantes

Cada vez nos encontramos más restaurantes que ofrecen a sus clientes agua micro-filtrada, este sistema cuenta con la aceptación de la mayoría de clientes pero como en todas las cosas de la vida cuenta también con sus detractores.

Es indudable que para el restaurante ofrecer agua micro-filtrada es ventajoso económicamente, y el cliente también se beneficia de ello ya que el agua de la red es como mínimo igual de buena que cualquier marca  de agua embotellada.

A lo largo de el tiempo que llevamos montando sistemas de micro-filtrado en restaurantes, restauradores y clientes nos han expuesto sus dudas,las más comunes son:

-El agua del grifo es peor que la de botella.

-Falso, el agua del grifo es igual o mejor que la que nos venden embotellada, es un agua segura y equilibrada, hay estudios que así lo indican. https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-10-20/analisis-aguas-minerales-solo-una-mejor-grifo_1463777/

-El agua del grifo no es segura.

-Falso, el agua del grifo pasa hasta dos controles de calidad diarios, no ha sido envasada, ni ha sido transportada ni ha sido expuesta a la luz solar -quien no ha visto un camión de reparto de bebidas que  mientras efectúa la carga y descarga de botellas el camión está sufriendo los 40º de ese momento-.

Hace poco charlando con una persona la cual ignoraba mi profesión surgió este tema de conversación, recientemente estuvo alojado en un hotel de Andorra donde le ofrecieron agua micro-filtrada.

-Él: Vengo de Andorra y en el buffet me sacan una botella de agua del grifo y me cobran 2,60€, vaya robo.

-Yo: Bueno la verdad es que el precio es alto para una botella de agua sí.

-El: Sí y encima agua del grifo, vaya engaño.

-Yo: ¿Engaño? ¿no era agua tratada?

-Él: Sí, pero me la trajeron abierta y no me fío, es más segura y mejor la de botella.

-Yo: Bueno, el agua del grifo pasa 2 controles de calidad diarios y está micro-filtrada con lo que le han quitado el cloro y las impurezas, la de botella tiene unos valores que los habrán sacado en el momento óptimo del agua y se ha producido en masa, no sabemos el tiempo que hace que está embotellada y se ha transportado y posiblemente ha estado expuesta a la luz solar, la del grifo es un agua equilibrada y se ha obtenido justo en ese momento para ti.

-Él: ya se que el agua del grifo es mejor (me sorprendió mucho) pero no viene precintada y no sabes lo que le pueden hacer…

-Yo: Bueno la comida tampoco te la traen precintada…

-El: Ya pero supongo que eso ya lo tenemos asumido.

-Yo: Entonces, si yo te doy un agua del grifo que es mejor, al mismo precio que otra embotellada que es peor calidad, ¿eliges pagar por la de botella?. ¿Entre 2 productos al mismo precio eliges el de menor calidad?

-Él: Tal vez aún no estamos preparados para esto.

Sin duda fue una conversación muy enriquecedora, él sin yo saber a que me dedicaba me ofreció su más sincera opinión al respecto lo cual yo agradezco, no era cuestión de convencerle de nada, tan solo de conversar y de ver distintos puntos de vista.

“Tal vez aún no estamos preparados para esto”, sin duda una gran reflexión, cada vez más restaurantes se decantan por este sistema que sin duda es ecológico, por el ahorro de plástico y CO2. Hay más, algunos restaurantes ofrecen a sus clientes las dos opciones, la botella de plástico y la botella ecológica de agua filtrada al mismo precio.

Una propuesta cuanto menos interesante, tú decides.

 

 

1,50€ medio litro de agua

1,50€ medio litro de agua de la marca… bueno que más da, 1,50€ me cobraron por cada botella de agua de 0,50cl que nos bebimos, lo que viene siendo 3,00€ el litro.

Cena, una charla amena con los amigos, los niños enredando por ahí todo normal, llega la cuenta y pagas. Y claro tampoco te das cuenta normalmente de a lo que te están cobrando el agua, al fin y al cabo es medio litro por botella y parece que pica menos que nos la cobren a 1,50 a que nos saquen una de litro y nos cobren 3 eurazos.

Pero si nos ponemos a comparar un poco los precios de la cena y nos aplicaran la misma regla de tres con otros productos consumidos quizá ahí nos llevaríamos las manos a la cabeza (por que desde luego a la cartera no nos las llevaríamos por miedo a no tener dinero suficiente disponible).

Os propongo que hagamos un juego y así ver cuanto de cara nos sale la bebida más necesaria del mundo.

Empecemos por el agua, el agua que nos llega a nuestra casa cuesta en torno a 1 € los 1000 litros, y estoy redondeando, en Valencia por ejemplo están a 0,85 ct los 1000.

Eso nos dice que con los  3,00€ que  nos cobraron por  las 2 botellas de agua que nos bebimos me hubiese llegado para pagar unos 3000 litros de agua potable. (wow,sí wow)

Lo hacemos con otro producto,  también  básico como el pan. El pan no tiene un precio estandar pero yo creo que una media de 0,70 ct por barra sería más que justa. Por supuesto que como es justo en el restaurante le suben el precio, a nosotros nos cobraron 1 € el canastillo. A ojo de buen cubero estimo que tres canastillos hacen una barra por tanto me sale a 3,00€ la barra de pan.

¿Le aplicamos el sobre coste del agua al pan?

¿a cuánto pagaríamos la barra de pan ?

 

Si te sale el cálculo pronto sigue con otros productos.

Ale a pensar.

 

 

El cloro del agua del grifo

El cloro del agua ¿se puede beber? claro que se puede beber, ¿nos perjudica? No, en lo único que nos perjudica es en el sabor, es cierto que en algunas zonas el sabor del agua del grifo es mejor y en otras zonas es peor, por ejemplo mientras los madrileños aseguran que su agua es la mejor los valencianos nos dicen a menudo que no se puede beber su agua del grifo. Siempre reconociendo a cada uno su parte, vamos a entrar a analizar un poco el papel del cloro en ambos casos. El cloro es un transportador excelente para el agua, es uno de los mejores métodos para transportar el agua tratada y libre de bacterias hasta nuestro domicilio, podemos decir que es como un envase en si mismo, es la  botella de agua que nos venden en tiendas, restaurantes y demás, aunque una botella mucho más ecológica puesto que ni está expuesta a la luz solar ni se ha transportado por carretera con toda la contaminación de CO2 que ello supone.

Eso nos dice que ¿los habitantes de Valencia deben eliminar el cloro y los de Madrid no?.  Para nada, si bien es cierto que los ciudadanos de Valencia gracias a la micro-filtración pueden disfrutar de su agua del grifo sin problemas, los madrileños también pueden micro-filtrar su agua obteniendo así un agua de mayor calidad.

Es por eso que en algunas partes de España mediante la micro-filtración el agua mejorará muchísimo y en otras partes mejorará menos, pero siempre mejorará y eliminará el olor que en todas partes tiene.

Beber agua embotellada mata

¿Fuerte? ¿Qué opinas de este titular? si hacemos esa afirmación hablando sobre botellas de agua  nos asustamos claro  pero  lo vemos a diario por ejemplo en los paquetes de tabaco, fumar mata, ahí no nos echamos las manos a la cabeza  puesto que hemos asociado el tabaco con el cáncer y éste con la muerte.

Sin querer alarmar a nadie no es completamente falso que beber agua embotellada mata, claro está, dicha afirmación iría acompañada de un manantial de letra pequeña. Las mayoría de las botellas de agua están fabricadas con PET  https://es.wikipedia.org/wiki/Tereftalato_de_polietileno , entre sus componentes hay varios tóxicos. De hecho existen estudios que afirman que tras analizar 29 marcas de agua embotellada en España se hallaban sustancias que alteran o inhiben hormonas (androgénicas o  estrogénicas). https://www.dsalud.com/reportaje/reportajeanalizan-29-botellas-agua-todas-pueden-provocar-problemas-salud/ esto puede causar entre otras cosas cáncer de mama, cáncer de próstata y de testículos. Así pues en cierto modo el título de “Beber agua embotellada mata” con muchos matices pudiera acercarse mucho a la realidad, si bien es cierto que nadie ha muerto tras beberse una botella de agua embotellada, es posible que las consecuencias aparezcan a largo plazo. Lo que si es cierto es que las toneladas de residuos de botellas y demás residuos plásticos en nuestros océanos mata nuestra fauna marina.

En cualquier caso hay estudios que demuestran que bebemos plástico, 93 % del agua embotellada analizada contiene trazas de plástico. Sin embargo las marcas de agua embotellada nos lanzan títulos como: “garantía de pureza”, “el agua de tu vida”, “pureza vital”, “es mucho más que agua”, “quédate con lo bueno” o “siente la pureza” entre otros.

Esos títulos son de grandes marcas de agua embotellada, y nos hacen ver que el agua embotellada es pura, segura etc… como he dicho muchas veces el agua del grifo no tiene nada que envidiar al agua embotellada, es más, por lo general es más segura y más controlada que la embotellada y es hasta 2000 veces más económica que el agua embotellada  pero entonces ¿qué hace que cada vez bebamos más y más agua embotellada? la razón es sin duda que nos han hecho creer que es mejor que el agua del grifo que nos llega a nuestra casa, es más, indirectamente nos han hecho creer que la que nos llega a nuestra casa es de baja calidad.

¿Quién compraría agua embotellada si supiera que la que le llega a casa es de una calidad similar o superior? ¿pagarías 1400€ por una barra de pan, si la barra de pan que llega a tu casa te cuesta 70 céntimos?

Sabiendo que es de mejor calidad, más controlada e infinitamente más económica que la embotellada solo la creencia de pagar un producto mejor es lo que hace que este negocio de mil millones de euros siga creciendo año tras año.

Disfruta de tu agua, un agua de todos, para todos.

 

 

¿Qué hacemos ahora con los residuos plásticos?

China ha dicho basta, el gigante asiático deja de comprar plástico, España deja de ingresar en torno a 40 millones de euros al año pero ¿es ese el mayor problema? ni mucho menos, el problema es que en unos años la acumulación de residuos será un problema.

No es un problema en exclusiva de nuestro país claro está, el problema se extiende al mundo, de hecho, países como el Reino unido no ocultan su preocupación al respecto. Desde hace algún tiempo nos advierten de la existencia de  una famosa isla en el pacífico que alcanza un volumen mayor que España, Francia y Alemania juntos. La isla lleva años ahí, y una bolsa por aquí, una botella por allá… pues bien, en tiempos del Imperio Romano se decía “todos los caminos llevan a Roma”, en estos plastificados tiempos se podría decir que  “todas las  corrientes arrastran los residuos a la Isla de la Basura”.

¿Qué tarda en desaparecer en torno a 500 años? una simple botella de plástico, esto quiere decir que si no reducimos los residuos plásticos sin duda la llamada isla de la basura acabará formando un continente de la basura, el cual si no lo remediamos acabará devorándonos a todos.

La solución lógica pasa por generar una cantidad menor de residuos plásticos, pero no me cabe ninguna duda de que las cabezas pensantes encontrarán la forma de no molestar demasiado a los productores de plástico, como por ejemplo, se me ocurre usar algún país de vertedero, que siempre existe algún país con necesidades que ayudará a poner un parche que sin duda no resolverá el enorme problema que se nos viene encima.

¿Por qué Micro-filtración?

En muchas ocasiones el agua que nos llega a nuestra casa, oficina, fábrica o restaurante tiene un sabor algo desagradable, es entonces cuando nos negamos a comprar botellas de plástico o botellones, nos dedicamos a buscar alguna solución para beber nuestra agua del grifo.

¿Es buena el agua del grifo?

Por supuesto que es buena, es más, recientes estudios indican que tras analizar 76 marcas de agua embotellada, solamente una igualaba en calidad al agua del grifo, así pues, ese marketing creado para hacernos creer que el agua embotellada es de mayor calidad que la del grifo dista mucho de la realidad.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-10-20/analisis-aguas-minerales-solo-una-mejor-grifo_1463777/

¿pongo una ósmosis?

La ósmosis es un método eficaz para tratar el agua y ofrecernos un agua pura, sin duda eso es  cierto, pero no es necesaria en la mayoría de ocasiones.

¿micro-filtración?

En España en el 96% del territorio nos llega un agua apta para el consumo a casa o a nuestro lugar de trabajo, es por eso que con un tratamiento de micro-filtración conseguimos un agua estupenda. La micro-filtración elimina el cloro sin afectar a la propiedad  organoléptica del agua, ésto es, no actúa sobre los minerales que contiene.

Poniendo un símil médico, si te haces un ligero corte en un brazo, tras curarlo te pondrán una venda, eso sería la micro-filtración, una ósmosis sería si te aplicaran una escayola, un tratamiento eficaz pero a su vez desmedido.

¿entonces la ósmosis no es necesaria?

La ósmosis empieza donde la micro-filtración termina, si por alguna razón el agua tiene un fuerte inconveniente o si por el contrario tienes problemas renales y necesitas un agua de mineralización muy débil, sin duda una ósmosis es la mejor solución.

Disfruta de tu agua, es segura y sin duda de una gran calidad. Caminemos juntos hacia un entorno más sostenible.